It looks like you are coming from United States, but the current site you have selected to visit is Spain. Do you want to change sites?

Yes, please. No. Keep me on the current site.

Biogás

Lograr que la producción de energía alternativa sea rentable en el sector comercial

Las operaciones con ganado hace tiempo que están expuestas a dificultades por lo que respecta al tratamiento del estiércol y del agua de proceso. La industria agrícola se ha centrado durante muchos años en el control de los olores y la protección de la calidad medioambiental, pero el conocimiento de la contribución de la agroindustria a la generación de gases de efecto invernadero y al cambio climático ha propiciado nuevos avances para reducir las emisiones de metano. La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) estima que, solo en los EE. UU, el estiércol del ganado emite aproximadamente 2 millones de toneladas de metano, lo que supone aproximadamente el 8 por ciento de las emisiones de metano antropogénicas anuales en ese país. Para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, muchas administraciones nacionales, regionales, estatales y locales de los EE. UU, Sudamérica, China y Europa han desarrollado normativas e incentivos para promover el desarrollo de instalaciones de biogás.

Los sistemas de digestión anaeróbica y de recuperación de biogás ofrecen numerosas ventajas además de control de olores, la recuperación de metano y la producción de energía útil. Los efluentes estabilizados han mejorado el valor como fertilizante por encima del estiércol crudo gracias al aumento de disponibilidad de nutrientes, especialmente nitrógeno. Los sólidos que se producen tienen valor como enmiendas del suelo, tierra de siembra o abono orgánico.
Los sistemas de recuperación de biogás constan de un digestor anaeróbico y un sistema colector de biogás. También puede incluirse un sistema de combustión para quemar el biogás in situ para producir calor, electricidad o agua caliente. El contenido de metano del biogás puede oscilar entre el 50 y el 80 por ciento, lo que convierte el biogás en un combustible limpio. Para la mayor parte de los productores de ganado, el uso de biogás in situ desplaza el uso de otras energías, lo que permite reducir costes operativos. Otros productores a más gran escala venden la energía, a través de la conexión a una red de gas natural, o generando electricidad para conectarse a la red eléctrica.

Las bombas y los agitadores Xylem reducen los costes y aumentan la fiabilidad

La mezcla de digestores mantiene la homogeneidad del fluido, distribuye uniformemente las bacterias, mantiene condiciones de temperatura uniforme y evita la formación capas térmicas y de densidad para maximizar la producción de biogás. Las condiciones dentro de un digestor anaeróbico o un fermentador son duras. Los agitadores sumergibles Flygt son resistentes, están fabricados para resistir en entornos adversos y para proporcionar años de servicio fiable con unos costes de ciclo de vida lo más bajos posible.

Los agitadores de baja velocidad Flygt de Xylem resultan ideales para las condiciones de los digestores, ya que combinan grandes diámetros con velocidades lentas para generar la máxima impulsión con el mínimo consumo de energía. Con diversos modelos disponibles, los ingenieros hidráulicos de Xylem pueden adaptar un sistema a las propiedades del material (porcentaje de sólidos) y a la medida y forma del tanque, para garantizar una mezcla completa, eficaz y energéticamente eficiente.

Xylem también dispone de sistemas de bombeo y agitadores Flygt para otras etapas del tratamiento del estiércol. Desde el traslado de estiércol de establos a unidades de almacenamiento, o la mezcla en tanques de almacenamiento finales o el bombeo a camiones de aplicación, Xylem dispone de una bomba o un agitador fiable que cumplirá los requisitos del sistema.
Desde el establo o el cebadero hasta el digestor, el almacenamiento o el campo, las bombas y los agitadores Flygt de Xylem ayudan a productores ganaderos a gestionar el estiércol de manera segura y rentable. Protección del entorno, reducción de costes operativos, simplificación del tratamiento del estiércol: así marca la diferencia Xylem.