It looks like you are coming from United States, but the current site you have selected to visit is Mexico. Do you want to change site?

Yes, please! No, keep me on the current site

Pretratamiento

La demanda de desalinización se expande a medida que las comunidades viven de cara al mar

El agua dulce es un recurso limitado que experimenta una demanda sin precedentes. A medida que crece la población humana, las necesidades sociales y el consumo de agua por las industrias y la agricultura, la presión sobre las reservas de agua dulce aumenta. En muchas regiones del mundo no hay agua dulce suficiente para cubrir todas las necesidades.

Muchos países, empresas e industrias miran al mar y a las desaladoras para obtener el agua dulce con la que cubrir la demanda actual y futura. Los avances en ósmosis inversa (OI) (la tecnología de desalinización más utilizada) han mejorado la eficiencia energética y el índice de recuperación, convirtiéndola en una tecnología más competitiva como producir agua dulce.

El agua de mar bruta contiene numerosas partículas, productos químicos y microorganismos que pueden incrustarse en las membranas de ósmosis inversa, como componentes de turbidez, aceites, minerales, color, materia orgánica, metales solubles y algas. Esas incrustaciones obstaculizan el flujo a través de las membranas, lo que provoca un menor índice de recuperación, un aumento de los gastos de explotación (por las frecuentes limpiezas) y un incremento del coste energético al necesitarse más presión para mantener el tratamiento. Para que el sistema de ósmosis inversa resulte rentable, es preciso eliminar estos contaminantes del agua entrante aplicándole un tratamiento previo.

El índice de densidad de sedimentos (SDI) es un método que permite determinar el potencial de incrustaciones del agua que se pretende tratar en un sistema de ósmosis inversa. El SDI se calcula a partir de la tasa de obstrucción de un filtro con poros de 0,45 micras por el que se hace pasar el agua de prueba a una presión constante de 2 bares (30 psi o 206,8 kPa). El SDI es el cambio porcentual medio por minuto del flujo volumétrico durante un período de 15 minutos generalmente. Aunque un SDI inferior a 5 puede considerarse aceptable para el agua tratada por ósmosis inversa, una mejora sustancial en la eficacia de este proceso —tanto el índice de recuperación a un gasto energético dado (presión) como el tiempo de funcionamiento entre limpiezas— requiere un SDI inferior a 3. El agua de mar bruta puede tener un SDI de entre 8 a 10, pudiendo llegar a veces a 15. Por tanto, un funcionamiento de OI eficaz requiere un tratamiento previo.

Las tecnologías de Xylem proporcionan tratamiento para una amplia gama de contaminantes de incrustación

En Xylem disponemos de varias tecnologías para pretratar el flujo de ósmosis inversa: filtrado con medios granulares con Filterworx® de la marca Leopold® y membranas de ultrafiltración. Cada uno está destinado a un conjunto de incrustaciones concretas y pueden usarse en serie o de forma autónoma dependiendo de la calidad y la composición del agua de mar bruta.

FilterWorx es un sistema avanzado de filtrado con medios granulares, que elimina eficazmente contaminantes sedimentables como arcillas, sílices coloidales, precipitados de hidróxidos metálicos, sustancias orgánicas como ácidos húmicos y fúlvicos, y algunos tipos de algas y bacterias.

Xylem ofrece varias opciones de pretratamiento con membrana de ultrafiltración (UF), incluyendo sistemas de filtrado presurizados y sumergidos. La UF produce un efluente de alta calidad para el agua que va a tratarse en sistemas de OI, con SDI siempre inferiores a 3.

Los expertos en química del agua de Xylem trabajan con los clientes para determinar la calidad de su agua no tratada y decidir una configuración que responda a sus objetivos de tratamiento específicos. Los diseños deben tener en cuenta las fluctuaciones del agua tratada, como las variaciones estacionales, por ejemplo, la proliferación de algas. Las tecnologías de pretratamiento de Xylem han demostrado una alta fiabilidad tratando agua bruta con un SDI de entre 8 y 10, e incluso de 15. Con las opciones de tratamiento adecuadas, el SDI puede mantenerse por debajo de 3, lo que mejorará el funcionamiento de los sistemas de OI, reducirá las limpiezas químicas y prolongará la vida útil de la membrana de OI.

La demanda de agua dulce seguirá creciendo. Con las opciones de tratamiento de Xylem, la desalinización por OI es más eficiente y fiable.

Juntos podemos hacerlo. Proporcionemos agua dulce. Solucionemos el agua.

Brands
Brands
Sanitaire
Sanitaire

Soluciones de tratamiento biológico de aguas residuales para empresas públicas y procesos

Leopold
Leopold

Soluciones de filtrado y clarificación para la industria del agua y las aguas residuales.