Xylem moderniza una estación de bombeo clave en Estocolmo

Xylem moderniza una estación de bombeo clave en Estocolmo

Debajo del bello parque Kungsträdgården de Estocolmo, ubicado en el centro de la ciudad y con vista al Palacio Real, se emplaza una estación de bombeo que es clave para la gestión de las aguas residuales de la ciudad. Hace poco, Xylem se encargó de instalar bombas más potentes en la estación para que esta pudiese manejar una mayor capacidad.

La estación de bombeo que se ubica debajo de Kungsträdgården gestiona todas las aguas residuales y las aguas pluviales del centro urbano de Estocolmo, bombeándolas hasta la planta de tratamiento de aguas residuales cercana de Henriksdal.

“La necesidad de contar con una mayor capacidad de bombeo surgió cuando se planificó una nueva terminal de autobuses en relación con las renovaciones cercanas”, afirma Stefan Tenglund, uno de los gerentes de Stockholm Vatten. “La nueva terminal se ubicará en el mismo lugar que nuestro túnel para aguas residuales, por lo que necesitamos ampliar las líneas de alcantarillado en 250 metros. Esta longitud adicional significaba que necesitábamos bombas más potentes”.

La modernización implicó reemplazar cuatro bombas grandes Flygt de 150 kW por cuatro bombas Flygt de 170 kW. De manera simultánea, reemplazamos la fuente de alimentación de la estación y el control de frecuencia. Las bombas Flygt se instalaron originalmente entre 1994 y 1996 con la finalidad de mejorar la confiabilidad de los flujos de aguas residuales y pluviales de Estocolmo.

“Era hora de reemplazar el sistema de control, pero las bombas definitivamente se han dado abasto durante los últimos 20 años, y no hubiésemos tenido necesidad de modernizarlas si no hubiese sido por el proyecto de renovación cercano”, afirma Tenglund. “Este gran proyecto de instalación ha demandado mucho de todos los que participaron. Aunque la estación de bombeo tiene aproximadamente 400 metros cuadrados, es un espacio concurrido por lo que tuvieron que hacerse muchos cálculos para colocar el equipo”.

Los costos de operación bajos son esenciales

“Este era un proyecto en el que realmente queríamos participar”, afirma Tomas Ström, el vendedor de Xylem a cargo del proyecto. “Era un trabajo lleno de desafíos ya que se trata de un espacio reducido de difícil acceso. Además, las bombas se ubican muy por debajo del suelo y solo es posible ingresar mediante un elevador especial”.

Elevator-rising-200x300.jpg

Para transportar las bombas originales hasta su ubicación subterránea, se construyó un elevador a la medida que pudiese soportar tres toneladas métricas. Este elevador especial, ubicado detrás de la Ópera Real, permanece oculto a la vista de las numerosas personas que visitan el parque a diario. El elevador solo emerge del suelo cuando se le necesita.

“Nuestro departamento en Stockholm Vatten incluye a 26 personas que operan y dan mantenimiento a aproximadamente 500 sitios en el área de Estocolmo”, afirma Tenglund. “Para que esto funcione, todo debe marchar a la perfección. Por lo tanto, siempre consideramos los costos de operación cuando hacemos una inversión. Así que no es coincidencia que hayamos elegido a las bombas Flygt para la estación de bombeo de Kungsträdgården”.

by Simon